Mexicano de 28 años se apodera del mercado de drones

Home / Mexicano de 28 años se apodera del mercado de drones

Un joven mexicano de tan solo 28 años de edad, actualmente es cofundador de la reconocida 3D Robotic, una de las mayores empresas fabricante de drones en los Estados Unidos, Jordi muñoz que desde niño soñaba convertirse en piloto amaba enormemente la electrónica desde cualquier punto de vista, luego de intentar varias veces estudiar en México, decidió resignarse luego de ser rechazado cada una de las veces, y fue aquí cuando tomó la decisión de irse de Tijuana a Riverside, en California, con la única esperanza de cumplir sus sueños.

Lo sorprendente de este sujeto es que con tan solo una consola de Nintendo y una placa arduino, logro convertir un helicóptero de juguete en un dron completamente funcional, haciendo que volara de forma autónoma, y fue aquí cuando Muñoz gano su fama poco después de que subiera el video a una página de aficionados por los drones, el video llamo la atención de Chris Anderson, quien era el creador de dicho sitio web, mayormente conocido como DIYdrones, que a su vez era editor en jefe de Wired una publicación muy reconocida sobre Tecnología.

Anderson, sin pensarlo dos veces decidió invertir en la idea de Muñoz, por lo cual le envió un cheque de 500 dólares para que continuara con su proyecto, obviamente a Muñoz el dinero le sirvió de mucho, aunque necesitaba un horno para cocinar las placas, el cual oscilaba entre 20 y 50 mil dólares, sin embargo el talentoso mexicano que no dejaba de impresionarnos opto por desarrollar una idea total diferente, ya que se había decidió por comprar un tostador de tan solo 30 dólares y modificarlo para convertirlo en el horno que tanto requería.

Cabe destacar que Muñoz inicio con tan solo 40 dispositivos, los cuales se vendieron de forma inmediata por las increíbles prestaciones del producto, y obviamente el precio que poseían, lo que le hizo darse cuenta a muñoz de que su idea le iba a dar muchos frutos, al poco tiempo colecto 1000 dólares, cifra que se iba multiplicando con el pasar de los meses.

Sin esperar mucho tiempo, Chris Anderson y Jordi Muñoz tomaron la decisión en el año 2009 de fundar con solo 20 empleados “3D Robotics”, en la actualidad la empresa ha crecido exponencialmente, y en estos momentos cuenta con aproximadamente 300 personas trabajando para él, además poseen su propio centro de desarrollo en San diego y una fábrica de drones en la ciudad natal de Muñoz, Tijuana, desde la cual se exportan los drones a todo a el mundo.